Berenjenas Pepe Carvalho

Ay! Mikel tío, creo que las berenjenas al estragón que prepara Pepe Carvalho te iban a encantar! Pero como no me esha cuenta…

pepecarvalho

Vale que he tenido que ajusticiar a esta berenjena tan curiosa que me trajo Cariño del Mercadona, dice que es la última que quedaba, la gente nunca dejará de alucinarme (más todavía quiero decir). Pobrecilla! La última!

berenjena

RECETA COPIADA LITERAL DEL LIBRO DE VÁZQUEZ MONTALBAN:

Para 4 personas: 1 kg de berenjenas; 1 kg de tomates carnosos y relativamente maduros; 1 limón; 6 aceitunas rellenas; 1 cucharada de estragón; sal y pimienta.

Plato bajo en calorías, ideal para gentes con complejo de culpa kilórico.

Se ponen las berenjenas cortadas en cascos y los tomates pelados, sin semillas y cuarteados, en una cazuela con escasa agua y una cucharada de aceite.

Se salpimenta y se añade la cucharada de estragón picado, así como las aceitunas rellenas, igualmente picadas, en mayor o menor cantidad, de seis unidades hasta una latita, según la carga de complejo de culpa de los comensales.

Se cuece a fuego muy lento y tapado durante más o menos una hora, hasta que se consigue una consistencia cremosa.

Me pregunto para que querrá el limón que pone en los ingredientes ya que luego no lo usa, quizá para echarle un chorreón a la hora de comerlo?

En fin, que pongo la receta pero yo la he hecho como siempre a mi manera. Como tampoco tengo complejo de culpa kilórico como dice Manolo, en vez de agua he puesto aceite y me ha quedado un pistito de flipar que, en el fondo (pero muy en el fondo), son berenjenas al estragón. Vale, primero he pochado un pimiento verde y una cebolla, luego, cuando estaban dorados he echado las berenjenas troceadas, las aceitunas (un montón), el estragón y el tomate. Sal no le he echado porque las aceitunas son muy saladas y estoy intentando no ser tan saladilla.berenjena2

Para acompañar he hecho arroz blanco con zanahorias. Es una comida vegetariana, vegana para ser exacta, ya que no incluye nada de origen animal.

berenjenaarroz

Las berenjenas molan un montón, son sanas y deliciosas y hay infinitas maneras de hacerlas. Biscayene pone en el blog del Comidista esta receta y seguro que está buenísima también.

Anuncios

Minipaella

Minipaella

Esta minipaella en realidad es el arroz con calamares y gambas que hace mi suegra. Para 4 personas necesitamos, 1/2 kg de calamares, igual de gambas, un puñadito de judías verdes, 4 ajos, 1 pimiento verde, 1 vaso y medio o 2 de arroz, azafrán, tomate triturado, sal, aceite de oliva virgen extra. Y a poder ser, caldo de pescado hecho por ti mism@.(Se hace con agua hirviendo, una cebolla en cuartos, una zanahoria, un manojo de perejil, una hoja de laurel, chorreón de aceite, sal, raspas de pescado o pescado, puedes echar un tomate, eneldo, un poco de vino fino… Que hierva 1/2 hora o así y ya tienes caldo. Se puede congelar después de colarlo.)

Ponemos una paellera o sartén grande con un buen chorreón de aceite de oliva, ponemos el fuego medio fuerte y echamos los ajos en láminas, el pimiento verde en tiras y salteamos hasta que se dore. Echamos unas cucharadas de tomate triturado y dejamos sofreír hasta que pierda agua. Echamos los calamares y salteamos unos 10 minutos, pinchándolos a ver si están blandos. Agregamos el azafrán en polvo (dos sobrecitos), y las judías verdes en trozos (previamente les habremos quitado las hebras laterales con un pelador, así quedan más finas). Rehogamos todo hasta que queda más o menos seco. Mientras tenemos el caldo de pescado en el fuego a punto de hervir, no hace falta que hierva pero sí que esté bien caliente.

Echamos el arroz a nuestro sofrito, rehogamos y empezamos a agregar caldo de pescado, lo iremos echando a medida que el arroz lo pida. Hay que ir probando de sal porque el arroz soso no mola. Este proceso de hacer el arroz depende de cómo te guste de durito o de pasado. Yo no lo suelo dejar jamás 20 minutos. Prefiero mil veces un arroz duro que un arroz pasado. Los últimos cinco minutos de cocción son para echar las gambas y dejar que se hagan, si son pequeñas se hacen enseguida, si son gambones échalos un poco antes. Mientras has partido pimiento morrón en tiras, lo pones encima del arroz, lo apagas, lo apartas del fuego, lo tapas con un trapo o un periódico. Dejas reposar 5 minutos y verás qué bueno.

Tanto las gambas como los calamares pueden ser perfectamente congelados, en vez de judías verdes puedes echar guisantes, zanahorias o lo que tengas, pollo, cerdo, champiñones… El arroz pega con casi todo. ¡Ah! el arroz no se remueve, sólo al principio, cuando lo eches; después lo que remueves es la sartén. Así se consigue el delicioso socarrat.

Rissotto de champiñones y espárragos verdes

RissottoHoy la receta va dedicada a mi amiga Mercedes y a su hermana Marta. Espero que lo probéis, ¡está muy bueno!

Ingredientes para 4 personas: 200 grs. Aprox de champiñones, 400 grs. de espárragos verdes, mantequilla o aceite de oliva para sofreír, media cebolla, 2 o 3 ajos, un vaso de vino blanco, 1 L. Aprox. de caldo de pollo, queso parmesano o curado para rallar. Un vaso o taza un poco más grande (depende de lo que comas), de arroz de grano redondo; no sirve basmati ni del que no se pasa.

Pones al fuego medio una cacerola mediana con un chorreón de aceite o un trozo de mantequilla, cortas la cebolla y los ajos y los pones a dorar. Mientras quitas la tierra de los champis. Yo lo hago con un cepillo de dientes y un hilito de agua. Los partes en cuartos y los echas cuando la cebolla y el ajo estén pochados. Tapa la cacerola. Mientras, lavas los espárragos y, con las manos, los partes hasta que llegues al tallo y ya no lo puedas partir. Remueve los champis y observa que van perdiendo su agua y se reducen de tamaño. Entonces echas los espárragos y los dejas cocinar 5 minutos más.

Mientras calienta el vaso de vino y pon a calentar el caldo de pollo. Es importante que los líquidos que agregamos al rissotto estén calientes, casi hirviendo. Echamos el vaso de arroz a la cacerola, subimos un poco el fuego, rehogamos, agregamos el vino caliente y empezamos a remover el rissotto. Hay que remover todo el rato. Iremos echando caldo a medida que el arroz lo vaya pidiendo, nunca puede quedarse seco, siempre caldoso.

Bajamos a fuego medio y continuamos echando caldo y removiendo. Si alguien te puede relevar de vez en cuando, mejor. Vamos probando el arroz, tiene que quedar al dente. Mientras, hemos rallado queso parmesano en un bol. Cuando el arroz esté, 20 o 25 minutos desde que lo echamos, retiramos del fuego y agregamos el queso, sin dejar nunca de remover.

Al parecer, el secreto para saber si un rissotto está hecho es que al remover, ha de verse el fondo de la cacerola. En ese momento echamos el queso.

Se me olvidaba, arroz en italiano se dice riso, rissotto es arroz cocido. Así que…¡Andiamo a mangiare! El rissotto se sirve recién hecho.