LA RECETA MÁS FÁCIL DEL MUNDO – TOSTADA DE AJO

Hola cocininchis, ayer hablando con mi amiga Celia, me dice que hay mucha gente que no sabe lo que es pochar o un sofrito o cómo se hace un caldo, etc… Es decir, cosas básicas de la cocina. Así que, como yo tampoco soy ninguna experta pero tengo oficio como dicen, me he propuesto contaros cosas básicas como la de hoy, la tostada de ajo, que vale para un roto y para un descosido, como desayuno, merienda, comida, cena, banquete molón…

INGREDIENTES BÁSICOS: Pan, aceite de oliva virgen extra (es decir, la que está obtenida exclusivamente por procedimientos mecánicos, sin ningún refinado posterior), ajo, sal, tomate y lo que haya: jamón serrano o york, queso, salmón, rúcula, anchoas, salchichón, huevo, aguacate… lo que te apetezca, la tostada de ajo va con todo.

Primero tostamos el pan, el de la foto estaba un poco duro porque era de hacía dos días pero da igual, al tostarlo se ablanda. Luego, cuando el pan está tostadito, froto el ajo; a mí me mola extra ajo pero tú verás cuánto lo frotas. Luego le pones el aceite, el tomate (rallado, en rodajas, trozos) y la sal. Caprice des deux cocininchis, fácil, sanísima, vegana, natural, deliciosa.

Por supuesto habrá infinitas maneras de hacerla. Esta es otra de bacalao ahumado y rúcula con su cervecita de dormir feliz.

img_20170304_202818_250

Tostada de ajo, tomate, bacalao y rúcula

Este tipo de recetas muy simples dan siempre el mejor resultado porque son sabores puros procedentes de la naturaleza. Y sí, hay un ligero inconveniente, el olor a ajo que te acompaña durante un ratino, no pasa nada, que estamos en confianza ; )

 

 

Anuncios

MENÚ DE ABRIL

Hola cocininchis, este mes de abril he empezado ya con el gazpacho y el salmorejo. Parece que es un sacrilegio culinario comer tomates fuera de temporada pero… ¿Y qué hacemos con esa inmensa variedad de tomates que hay en las tiendas si una es tomate adicta? Además, el tomate es un superalimento que aporta magnesio y potasio, vitaminas, licopeno, no engorda nada, está riquísimo y pega con todo ¿no? En mi casa dicen que viven en la dictadura del tomate, ja, ja, ja, ¡pobrecinos!

Os dejo como cada mes el MENÚ ABRIL 2017 en pdf para la nevera. Mola tener una guía aunque luego nos la saltemos.

MENÚ ABRIL 2017-001

Menú de abril

Así que os lo digo, pienso hacer unas cuantas recetas fáciles con bien de tomate: mantequilla de tomate de la tía Cuca, la receta más fácil del mundo con tomate, tomates verdes fritos, zumo de tomate, etc…

¡VIVA EL TOMATE!

320px-cuor_di_bue_3in1

La lasaña de El Comidista

Querido Comidista: te idolatro sin paliativos, todo lo que tocan tus rosados dedos cual aurora homérica me regocija en lo más profundo de mi ser. Frío el pescado como Ana Ramírez gracias a que tú, ¡oh, el más cool del universo! la entrevistaste el otro día. Hice vuestras* galletas de jengibre y, aunque me salieron un montón más de las que ponía en la receta, no me importó porque estaban tan buenas que no llegaron al día siguiente (las hice por la tarde). Le he encargado alubias de Tolosa a un amigo que va para allá en pos de conseguir hacerlas como las de El Frontón. El día que me respondiste a lo de los chupitos de nabo con esa gracia que te adorna, en fin, me morí de risa, roneé bastante con los colegas, ¿me empoderé? ¿se dice así no? Pensé, si Mikel se digna a responder a mis boberías, ¿qué no podré yo ya lograr en esta vida?

Total que ayer o antes de ayer, o hace dos semanas, no sé en qué día vivo; pusiste el vídeo de la lasaña de calabaza y, como cegada por tu luz me dispuse a hacerla con las variaciones que convienen a mi idiosincrasia, o sea: Primero, con bechamel. Segundo, a mi hija adolescente no le gusta la calabaza así que, pensé disimularla con tomate natural poco frito y bien ácido. ¡Ah! y por último, en vez de requesón puse queso manchego curado para un plus de sabor, cosa necesaria porque mi marido es vegetariano y las salchichas frescas me las salté. Vamos, el Aleph en mi propio horno gracias a ti. Sé que no te importará que la haga my way, creo que lo que me tiene más colada por tus huesos es la hetorodoxia innata que paseas airoso por do quiera que vas. ¡Ay!

Ingredientes: los que dice Mikel o, en mi versión vegetariana hay un buen trozo de calabaza, kilo y medio de tomates maduros, 300 gr. de queso manchego, harina, aceite de oliva, mantequilla, leche, sal y cebolla pera la bechamel; mezcla de 5 quesos para gratinar.

 

Lo primero pelar los tomates y trocearlos groseramente, sofreirlos con un chorreón de aceite de oliva virgen extra, orégano y sal; a fuego vivo, 15 ó 20 minutos. Cortar lonchas de calabaza de medio centímetro de grosor aprox. y colocar en la fuente de horno previamente engrasada; cortar lonchas de queso manchego transparentes casi y colocar encima de la calabaza, echar tomate por encima. Y seguir así hasta que se acaben los ingredientes o no te quepa más en la fuente. Yo dejé huecos entre los ingredientes para que la bechamel penetrara los intersticios.

La bechamel, ¿cómo no? la explica él con alegría, yo hago la que me enseño mi madre que es la que ves en las fotos, menos la fase de la leche que se me olvidó hacer la foto. Pongo un poquito de aceite y un poquito de mantequilla, corto cebolla en brunoise y sofrío hasta que esté dorada, echo dos cucharadas rasas de harina, dejo que se tueste con la grasita y la cebollita y empiezo a agregar leche removiendo todo el rato, echo sal y pruebo. La leche se echa poco a poco y se espera hasta que hierva y se espese, así controlas el espesor de la bechamel, yo la necesitaba espesa porque la lasaña la horneé tapada un rato (20 minutos) y soltó mucho jugo, luego la tuve destapada 10 minutos más para que se le evaporara. La saqué, le eché la bechamel, el queso de gratinar y aros de pimiento rojo crudo. Otro ratito al horno para gratinarla… et voilá!

img_20161126_141127

El Aleph

No puedo describir el sabor conseguido sólo darte las gracias por ser una inspiración para toda esa gente que puede hacer la paella con chorizo.

*Vuestras, me refiero, claro, a tu excelente equipo de colaboradoras y colaboradores.

CAUSA LIMEÑA

Hace unos meses, cuando trabajaba en El Palé, probé la causa limeña que hacía el chef. Me quedé con muchas ganas de hacerla en casa. He probado con varias combinaciones, la he hecho varias veces y bueno, hoy como premio a la perseverancia en la cocina me ha salido ¡exquisita!

Necesitamos, para 4 causas: 2 ó 3 patatas medianas cocidas, 4 huevos cocidos, 2 tomates kumato rallados, 2 latas de atún al natural, 1 ó 2 aguacates maduros,cebolla morada picada, limón, sal, perejil, cilantro, estragón, pimienta recién molida, cominos,ajos, aceite de oliva virgen extra. Mayonesa y pepinillos para decorar.

Primero cocemos las patatas y los huevos. Mientras vamos haciendo un mojo verde porque verás, esto es una causa limeña por Canarias. Quizá sea una mezcla un tanto arriesgada pero merece la pena: Pon el mortero 1 ajo, perejil, cilantro, estragón, cominos, sal gorda. Machaca bien, agrega aceite de oliva y tienes tu mojo verde. Pela las patatas cocidas y mézclalas con cebolla morada, picada muy fina, limón, y mojo verde al gusto. Aplástalas con un tenedor hasta que todo esté bien mezclado.

Patata con cebolla morada Esta es nuestra base; cogemos un aro de emplatar y vamos montando capitas.

P1030431

Primero la patata, la aplastamos bien con una cucharita y seguimos.

P1030432

El huevo cocido partido en rodajas. Moja el cuchillo para que no se te deshaga el huevo. Y aún hay más:

P1030433

El aguacate en rodajas, trocitos, aplastado, como tú quieras… Pero ¡espera!

P1030434

He mezclado el atún, previamente escurrido, con el tomate kumato rallado y le he echado un poco de sazonador de ensalada. Ya acabamos…P1030435

La última capa es de nuestra papa con cebolla y mojo verde. Le ponemos mayonesa por encima y pepinillos, zanahoria rallada, alcaparras, aceitunas, lo que se te antoje y…

Causa limeña

Ha soltado juguito del tomate y del atún, estaba muy jugosa, llena de sabor, ligera, sorprendente, buenísima. Ya sabes que no hago nada como pone la receta pero, en internet hay recetas ortodoxas de causa limeña. Es un plato peruano, fácil, barato y con múltiples combinaciones.

¡Albóndigas!

Vale, hoy tocaba, según mi propio menú, puding de pescado pero como ayer comimos la minipaella con calamares y gambas, mis hijos me han suplicado que hiciera albóndigas.

Albóndigas

Para 4 personas necesitamos: 400 grms. aprox de carne picada, la mía era de vacuno pero puedes poner la mitad de cerdo si quieres. Pan duro 4 rebanadas mojadas en leche, pan rallado, 2 huevos, 1 cebolla, kilo y medio de tomates rojos, albahaca fresca, vino blanco, ajos, especias: comino, pimienta, tomillo, orégano, perejil…

El proceso es laborioso pero merece la pena, al final, el resultado es alucinante, no puedes parar de comer albóndigas aunque estés con la operación bikini, bañador, ponerse a plan, etc. No amig@, cuando hagas estas albóndigas no podrás pensar en nada más, tal es su poder.

En fin, a lo que vamos: pones las rebanadas de pan duro con leche a remojo un rato hasta que estén blandas, si sobra leche la escurres. Mientras vamos haciendo el tomate: pones cebolla a pochar con un buen chorreón de aceite de oliva. Picas los tomates, los trituras, los pasa por el chino y lo añades a la cebolla cuando esté transparente, echas sal y si quieres azúcar, aunque la cebolla da dulzor. Picas albahaca fresca y la añades. Dejas que se vaya cocinando el tomate con el fuego medio. Hacemos un machacado en el mortero de 4 ajos, perejil, tomillo, pimienta, orégano, comino y sal. Cuando está todo triturado le echamos vino blanco y removemos. En un bol ponemos la carne, el pan mojado en leche, el machacado, dos huevos. Removemos todo hasta que los ingredientes estén repartidos. Vamos añadiendo pan rallado y removiendo hasta que se puedan formar las albóndigas, siempre con las manos mojadas, así evitamos que la carne se nos pegue. Cuidado al hacerlas, a veces salen ¡big balls! Pero tú mism@, si te molan grandes…

Ponemos una sartén con abundante aceite caliente para ir friendo las albóndigas. Yo las frío poco, se hacen por fuera pero por dentro están crudas, luego se hacen en el tomate. Con que se frían 2 minutos o así está, las escurres bien de aceite y las vas echando al tomate que tienes puesto al fuego. Dejas cocinar 1/2 hora o más, depende de lo hechas y gordas que hayas hecho las albóndigas. Mueve la olla para que no se peguen al fondo, en este proceso debes poner el fuego bajo. Ve probando de sabor el tomate, si está soso, si está muy ácido y rectifica. Cuando veas que el tomate sabe a tomate frito y que “eso” huele que alimenta, es que están.

Hice una ensalada de tomate y lechuga para acompañar, las albóndigas ya tienen la parte de proteínas y de glúcidos necesaria pero bueno, al final hubo que mojar más panaco en el tomate, ¡estaba buenísimo!

¡Ah! lo último ya: ¿has visto esta peli? Julie & Julia, bueno, ¡mola mucho! estoy haciendo lo que hace Julie con el libro de Julia pero, a mi maneeeraaaa.

Verde que te quiero verde!

quinoa Hoy, la receta se la dedico a mis alumnos de cocina en los centros culturales de Barajas en Madrid. Es la típica receta improvisada en una mañana de mercadillo. Fácil, sana, barata, exquisita.

He ido al mercadillo de Fuencarral y me he hecho con un manojo verde reventón de espinacas super frescas a un euro.

Las he lavado muy bien y troceado, he puesto un culín de aceite en la sartén y he pochado un ajo bastante gordo. He añadido las espinacas, ras el hanout: la especia árabe de moda en mi cocina; y un poco de sal. Las he dejado unos 5 minutos, hasta que se han agachado y perdido agua.

Mientras estaba cociendo quinoa en agua con sal y un chorreón de aceite. Y mientras, ten en cuenta que soy multitarea, he hecho un pesto sin albahaca y sin queso. Los del Ahorra más de mi barrio me tienen desamparada, nunca les queda albahaca así que… No es un pesto normal porque lleva piñones, ajo, cilantro, perejil, cominos, sal, aceite y un chorreón de vinagre. Luego lo he triturado todo con la picadora.

He escurrido la quinoa y la he mezcaldo con el pesto raruno.  A palo seco no sabe a nada pero si le pones un pesto u otro tipo de aliño, o la guisas como las lentejas o cualquier legumbre, la cosa cambia mucho. La quinoa (pincha en la palabra y ves el artículo que venía el otro día en el periódico) es un superalimento.

El detalle del tomate con sal es necesario porque soy adicta al tomate, que es otro superalimento. La receta de hoy es absolutamente vegetariana y estaba muy buena. Podría haber añadido dátiles a las espinacas pero como no le gustan a mi Luci, pues…

Menú octubre 2013

Inauguro hoy la sección “Se feliz” que es donde van los menús mensuales. ¿Por qué? porque espero que el menú te ahorre un poco de tiempo que puedas aprovechar para lo que más te apetezca.

Iré poniendo en esta sección cosas que den buen rollo, ánimos, alegría, que se centren en el lado más bello de la vida, no en el más bestia

¡Ah! En el menú menciono la quinoa, que es un superalimento; la polenta que es una alternativa a los hidratos de carbono que, según dice mi hija, en realidad se llaman glúcidos. Y las migas de tomate que es un plato portugués superbarato y que está buenísimo, vale de acompañamiento o de cena o de comida, tú misma.

Se hace muy fácil, necesitas un bote de tomate entero pelado (valen también tomates naturales pelados), cebolla, aceite, sal, azúcar, papas. Pones un chorreón de aceite en una sartén honda y vas pochando la cebolla hasta que esté hecha. Añades el bote de tomate, 1 o 2 cucharadas (de café) de azúcar, sal. Tapas al principio y remueves de vez en cuando partiendo los tomates enteros. Al rato, 1/2 hora o 3/4, destapas y bajas el fuego. Lo dejas hacerse 1 hora más o menos, hasta que no quede líquido y el tomate sea de un rojo doloroso. En otro cazo con agua has puesto papas a cocer, peladas, troceadas se hacen más rápido. Luego ya en el plato, aplastas las papas con un tenedor y le echas el tomate frito con cebolla, lo remueves y está buenísimo. Puedes cocer también alguna zanahoria que quita acidez al tomate. Puedes añadir especias…

MENÚ OCTUBRE 2013

Las sobras de la semana nos las comemos el lunes, así no es tan duro y no hay que hacer tantas cosas. Congela, guarda en tuper, aprovecha lo que vaya a caducar, compra sólo lo necesario y, por favor ¡nunca tires comida!

Sandwich de tomate! Sí, de tomate!

Imagen

Este es el famoso (en mi casa…) bocata de tomate en su versión sandwich a la plancha. Va para mi querido sobrino Marco que cumple doce años!!! Felicidades!!! Sé que en el fondo te mola el tomate, no digas que no…

Pues bien querido, es sencillo y exquisito. Necesitas un tomate, pan de molde, mantequilla, sal y una sartén que no se pegue. Pelas el tomate y lo cortas en rodajas enrolladas (que te ayuden tus parents que es un poco peligroso); pones la sartén a calentar y untas los panes con mantequilla. Pones un pan con la mantequilla por fuera, o sea en contacto con la sartén, pones las rodajas de tomate, echas un poco de sal y tapas con el otro pan. Lo dejas dorar por un lado y luego con una paleta le das la vuelta y… Ta Chan!

Vaaaale, si quieres le puedes poner jamón y queso…

Otro día os contaré lo de la dictadura del tomate…