Minipaella

Minipaella

Esta minipaella en realidad es el arroz con calamares y gambas que hace mi suegra. Para 4 personas necesitamos, 1/2 kg de calamares, igual de gambas, un puñadito de judías verdes, 4 ajos, 1 pimiento verde, 1 vaso y medio o 2 de arroz, azafrán, tomate triturado, sal, aceite de oliva virgen extra. Y a poder ser, caldo de pescado hecho por ti mism@.(Se hace con agua hirviendo, una cebolla en cuartos, una zanahoria, un manojo de perejil, una hoja de laurel, chorreón de aceite, sal, raspas de pescado o pescado, puedes echar un tomate, eneldo, un poco de vino fino… Que hierva 1/2 hora o así y ya tienes caldo. Se puede congelar después de colarlo.)

Ponemos una paellera o sartén grande con un buen chorreón de aceite de oliva, ponemos el fuego medio fuerte y echamos los ajos en láminas, el pimiento verde en tiras y salteamos hasta que se dore. Echamos unas cucharadas de tomate triturado y dejamos sofreír hasta que pierda agua. Echamos los calamares y salteamos unos 10 minutos, pinchándolos a ver si están blandos. Agregamos el azafrán en polvo (dos sobrecitos), y las judías verdes en trozos (previamente les habremos quitado las hebras laterales con un pelador, así quedan más finas). Rehogamos todo hasta que queda más o menos seco. Mientras tenemos el caldo de pescado en el fuego a punto de hervir, no hace falta que hierva pero sí que esté bien caliente.

Echamos el arroz a nuestro sofrito, rehogamos y empezamos a agregar caldo de pescado, lo iremos echando a medida que el arroz lo pida. Hay que ir probando de sal porque el arroz soso no mola. Este proceso de hacer el arroz depende de cómo te guste de durito o de pasado. Yo no lo suelo dejar jamás 20 minutos. Prefiero mil veces un arroz duro que un arroz pasado. Los últimos cinco minutos de cocción son para echar las gambas y dejar que se hagan, si son pequeñas se hacen enseguida, si son gambones échalos un poco antes. Mientras has partido pimiento morrón en tiras, lo pones encima del arroz, lo apagas, lo apartas del fuego, lo tapas con un trapo o un periódico. Dejas reposar 5 minutos y verás qué bueno.

Tanto las gambas como los calamares pueden ser perfectamente congelados, en vez de judías verdes puedes echar guisantes, zanahorias o lo que tengas, pollo, cerdo, champiñones… El arroz pega con casi todo. ¡Ah! el arroz no se remueve, sólo al principio, cuando lo eches; después lo que remueves es la sartén. Así se consigue el delicioso socarrat.

Anuncios

Bacalao dorado

Bacalao dorado 1

El bacalao dorado es un plato portugués. Está buenísimo y es muy fácil de hacer. A los niñ@s les encanta. Ingredientes para 4 personas: Unos 400 grs. de migas de bacalao desaladas, unos 400 grs. de patatas paja, 6 o 7 huevos, una cebolla, aceite de oliva virgen extra, sal si hace falta, aceitunas verdes o negras, perejil y cilantro picados.

Las patatas paja se pueden comprar ya hechas o las podemos hacer nosotros rallando las patatas y friéndolas en abundante aceite. También se puede hacer con patatas fritas normales. Las migas de bacalao las habremos puesto a remojar la noche anterior. Hay que cambiar el agua del remojo 10 o 12 veces, se prueba el bacalao y, es mejor que no tenga nada de sal. Si por lo que fuera, no haces bien el proceso de desalado, el bacalao no se podrá comer, estas avisad@…

En una sartén profunda ponemos un chorreón de aceite de oliva a calentar, troceamos la cebolla en cuadraditos y la ponemos a dorar. Cuando esté trasparente echaremos las migas de bacalao muy bien escurridas, removemos a fuego fuerte hasta que el bacalao pierda el agua. Entonces echamos las patatas paja y los huevos, directamente sobre el bacalao. Vamos removiendo integrando toda la mezcla hasta que los huevos estén medio cuajados. Si te gustan más cuajados, lo dejas un poco más. Prueba de sal y rectifica.

Mientras, hemos picado el perejil y el cilantro fresco para espolvorearlo por encima del bacalao. Se sirve recién hecho acompañado de aceitunas verdes o negras.

Lo mismo que el bacalao dorado, puedes hacer chistorra dorada, bacón dorado, salmón ahumado dorado (lo echas al final del todo y lo integras removiendo fuera del fuego), jamón serrano dorado…

Bacalao dorado 2

Te pongo estas dos fotos de mi propio bacalao para que veas que, ¡oh milagro! nunca me sale dos veces igual. A veces tengo unas cosas y, a veces, tengo otras. A veces lo hago así y, a veces, asá… Todo con tal de ¡no comer siempre lo mismo!

SER POBRE…

Migas Seguro que los Rothschild del mundo jamás probarán las migas, comida de pobres… Pobres sí, pero con imaginación. No es porque las haya hecho yo pero, ¡dios! ¡qué buenas estaban!

Tenía pan duro, 2 o 3 trozos de barra, pimientos verdes, ajos, aceite de oliva virgen extra, sal y bacon.

Piqué el pan con la picadora de mi batidora, lo puse en un bol y lo salpiqué con agua hasta que las migas estaban húmedas pero sueltas, las tapé con un paño limpio, mojado y escurrido. Las dejé reposar 1 hora o así, las removía y salpicaba otro poco, por si acaso…

Pones aceite de oliva en la sartén buena de tu casa (la que no se pega), un culín y si luego quieres le echas más. Pones a pochar ajos troceados y pimientos verdes en tiras. Cuando se aplasten, agregas el bacon y dejas rehogar hasta que todo esté dorado. Es el momento de echar las migas y remover. Dependiendo de la cantidad, tardarás 15 o 20 minutos. Las migas tienen que quedar doradas, sueltas, esponjosas con un puntito crujiente. Todo esto se consigue removiendo, probando, removiendo, probando. Rectifica de sal y sirve.

Yo las puse con un huevo poche, cheeee! y ensalada de tomate. No pude tomar la foto del plato completo, no te digo más. Vale, no tenía para comprar caviar Beluga, ¡y qué!

 

 

Pizza de Coliflor

Como ando muy liada reblogueo esta fantástica receta de Ernest Subirana.

Cocina sana con Ernest Subirana

PIZZA DE COLIFLORSi tienen ganas de pizza pero les remuerde la conciencia las calorías de más, les sugiero una alternativa  saludable a la masa de harina que seguro les convencerá. Hoy vamos a hacer una pizza con una base de coliflor hervida, mozzarela de bufala, rúcola y tomatitos cherry.

Valoración por nutricionistas de Medicadiet

Como gran parte de las verduras, la coliflor es rica en agua y tiene bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y agua lo que se traduce en un bajo aporte calórico. Es una fuente rica en fibra que es beneficiosa para el tránsito intestinal. Además, un consumo adecuado de fibra disminuye la absorción de colesterol, mejora la tolerancia a la glucosa en la diabetes y puede prevenir algunos tipos de cáncer.

Por otro lado es rica en vitaminas y minerales pero también en compuestos azufrados que son los responsables del olor tan característico que desprende la…

Ver la entrada original 522 palabras más

Verde que te quiero verde!

quinoa Hoy, la receta se la dedico a mis alumnos de cocina en los centros culturales de Barajas en Madrid. Es la típica receta improvisada en una mañana de mercadillo. Fácil, sana, barata, exquisita.

He ido al mercadillo de Fuencarral y me he hecho con un manojo verde reventón de espinacas super frescas a un euro.

Las he lavado muy bien y troceado, he puesto un culín de aceite en la sartén y he pochado un ajo bastante gordo. He añadido las espinacas, ras el hanout: la especia árabe de moda en mi cocina; y un poco de sal. Las he dejado unos 5 minutos, hasta que se han agachado y perdido agua.

Mientras estaba cociendo quinoa en agua con sal y un chorreón de aceite. Y mientras, ten en cuenta que soy multitarea, he hecho un pesto sin albahaca y sin queso. Los del Ahorra más de mi barrio me tienen desamparada, nunca les queda albahaca así que… No es un pesto normal porque lleva piñones, ajo, cilantro, perejil, cominos, sal, aceite y un chorreón de vinagre. Luego lo he triturado todo con la picadora.

He escurrido la quinoa y la he mezcaldo con el pesto raruno.  A palo seco no sabe a nada pero si le pones un pesto u otro tipo de aliño, o la guisas como las lentejas o cualquier legumbre, la cosa cambia mucho. La quinoa (pincha en la palabra y ves el artículo que venía el otro día en el periódico) es un superalimento.

El detalle del tomate con sal es necesario porque soy adicta al tomate, que es otro superalimento. La receta de hoy es absolutamente vegetariana y estaba muy buena. Podría haber añadido dátiles a las espinacas pero como no le gustan a mi Luci, pues…

Papas arrugadas con mojo verde y rojo

P1020737P1020738

Ingredientes para 4-6 personas: 12 o más patatas pequeñas, sal gorda, agua. Para el mojo verde, 1 o 2 ajos, perejil y cilantro fresco, comino, vinagre, aceite de oliva y sal gorda. Para el mojo rojo, 1 pimienta cayena, pimentón dulce, azafrán molido, 1 o 2 ajos, cominos, aceite, vinagre, sal gorda.

Ponemos la cayena a remojo durante media hora. Mientras ponemos una cacerola al fuego con agua que cubra las patatas (sin pelar, mejor si son nuevas). Los canarios dicen que hay que echar sal gorda hasta que las patatas se levanten del fondo y floten. Yo nunca he añadido tanta sal. Las dejamos que cuezan hasta que estén, cosa que comprobaremos con un palillo, para que la patata no se desintegre.

Cuando estén cocidas, tiramos el agua de la olla y volvemos a poner al fuego, moviendo la cacerola para que las papas se vayan secando, arrugando y quedando sal cristalizada en la piel.

Para el mojo verde, echamos en un mortero los ajos, perejil y cilantro, comino y sal gorda, machacamos bien. Luego echamos vinagre y removemos con el mortero, luego el aceite de oliva, poco a poco, y sin dejar de remover en el mortero. Cuando esté emulsionado lo probamos y rectificamos si fuera el caso.

Para el rojo, sacamos la cayena del agua, le quitamos las pepitas y echamos al mortero con los ajos, el pimentón, los cominos, el azafrán,  la sal gorda. Machacamos bien, añadimos el vinagre, removemos, añadimos el aceite y emulsionamos. Probamos a ver si pica mucho o poco. Ha de picar porque esto es el mojo picón. Se puede usar también pimentón picante.

Ponemos las papas en un plato y regamos unas cuantas con el mojo rojo y otras con el verde. Al irlas comiendo se van partiendo y empapando de los mojos.

 El mojo verde se puede usar para todo, carne, pescado, papas…, el rojo va mejor con carnes y con las papas, claro.

Rissotto de champiñones y espárragos verdes

RissottoHoy la receta va dedicada a mi amiga Mercedes y a su hermana Marta. Espero que lo probéis, ¡está muy bueno!

Ingredientes para 4 personas: 200 grs. Aprox de champiñones, 400 grs. de espárragos verdes, mantequilla o aceite de oliva para sofreír, media cebolla, 2 o 3 ajos, un vaso de vino blanco, 1 L. Aprox. de caldo de pollo, queso parmesano o curado para rallar. Un vaso o taza un poco más grande (depende de lo que comas), de arroz de grano redondo; no sirve basmati ni del que no se pasa.

Pones al fuego medio una cacerola mediana con un chorreón de aceite o un trozo de mantequilla, cortas la cebolla y los ajos y los pones a dorar. Mientras quitas la tierra de los champis. Yo lo hago con un cepillo de dientes y un hilito de agua. Los partes en cuartos y los echas cuando la cebolla y el ajo estén pochados. Tapa la cacerola. Mientras, lavas los espárragos y, con las manos, los partes hasta que llegues al tallo y ya no lo puedas partir. Remueve los champis y observa que van perdiendo su agua y se reducen de tamaño. Entonces echas los espárragos y los dejas cocinar 5 minutos más.

Mientras calienta el vaso de vino y pon a calentar el caldo de pollo. Es importante que los líquidos que agregamos al rissotto estén calientes, casi hirviendo. Echamos el vaso de arroz a la cacerola, subimos un poco el fuego, rehogamos, agregamos el vino caliente y empezamos a remover el rissotto. Hay que remover todo el rato. Iremos echando caldo a medida que el arroz lo vaya pidiendo, nunca puede quedarse seco, siempre caldoso.

Bajamos a fuego medio y continuamos echando caldo y removiendo. Si alguien te puede relevar de vez en cuando, mejor. Vamos probando el arroz, tiene que quedar al dente. Mientras, hemos rallado queso parmesano en un bol. Cuando el arroz esté, 20 o 25 minutos desde que lo echamos, retiramos del fuego y agregamos el queso, sin dejar nunca de remover.

Al parecer, el secreto para saber si un rissotto está hecho es que al remover, ha de verse el fondo de la cacerola. En ese momento echamos el queso.

Se me olvidaba, arroz en italiano se dice riso, rissotto es arroz cocido. Así que…¡Andiamo a mangiare! El rissotto se sirve recién hecho.

Tarta de galletas

P1020369 Hoy la receta va para mi hija Lucía: ¡Felicidades amor! Es su tarta preferida, la que desde pequeña hacemos en su cumple. Cuando tenía alergia a la proteína de leche, la hacíamos con leche de soja. Ahora la hacemos con leche de vaca pero, da igual, está igual de rica.

Para 10-12 personas: 400 gr. de galletas (tipo Chiquilín), 200 gr. de chocolate, 250 gr. de mantequilla, 2 huevos, 2 cucharadas de brandy, 1 vaso de leche, 150 gr. de azúcar glas.

Fundimos el choco con una cucharada de leche al baño María o en el microondas. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema y le echamos las yemas y el chocolate fundido. Batimos las claras a punto de nieve y le agregamos, despacio, la crema de chocolate. Vamos mojando las galletas en la leche con el poquito de brandy y poniéndolas en una fuente honda. 1ª Capa, cubrimos con la crema de choco; 2ª capa, igual. Así hasta que nos quede la suficiente crema de chocolate como para cubrir toda la tarta . Luego espolvoreamos azúcar glas, bolitas de colores, smarties, gominolas, etc…

Una cosa: aunque he puesto cantidades porque la receta es copiada, yo me las suelo saltar. Echo más huevo (3, en vez de 2) y menos azúcar (1 o 2 cucharadas nada más), creo que también uso más galletas y leche. Pongo chocolate Valor al 50%, toda la tableta.

¡Ah! Está más buena al día siguiente.

Sandwich de tomate! Sí, de tomate!

Imagen

Este es el famoso (en mi casa…) bocata de tomate en su versión sandwich a la plancha. Va para mi querido sobrino Marco que cumple doce años!!! Felicidades!!! Sé que en el fondo te mola el tomate, no digas que no…

Pues bien querido, es sencillo y exquisito. Necesitas un tomate, pan de molde, mantequilla, sal y una sartén que no se pegue. Pelas el tomate y lo cortas en rodajas enrolladas (que te ayuden tus parents que es un poco peligroso); pones la sartén a calentar y untas los panes con mantequilla. Pones un pan con la mantequilla por fuera, o sea en contacto con la sartén, pones las rodajas de tomate, echas un poco de sal y tapas con el otro pan. Lo dejas dorar por un lado y luego con una paleta le das la vuelta y… Ta Chan!

Vaaaale, si quieres le puedes poner jamón y queso…

Otro día os contaré lo de la dictadura del tomate…

ALEGRÍA PARA TODO EL DÍA

COCA

Hoy mi receta va para el Comidista, en señal de veneración y amistad.

Es una coca de escalibada. Necesitamos berenjenas, pimientos rojos, cebollas, ajos, perejil, anchoas, aceitunas, sal, aceite de oliva.

La escalibada se hace asando las berenjenas, pimientos y cebollas en el horno, a baja temperatura, 100 o 120 grados, mucho rato, hasta que todo esté agachado. Los pimientos los pongo enteros en la bandeja del horno; las berenjenas y las cebollas las parto a la mitad y las envuelvo con papel de plata. De vez en cuando les das la vuelta y tal…

Cuando se hayan enfriado las verduras les quitamos la piel y las pepitas, que no molan. Hacemos tiras con todo y aliñamos con un machacado de ajo, sal, perejil, eneldo si se quiere, con su chorreón de aceite de oliva. Si le echas un poco de vinagre tienes la escalibada pero, yo quería ponerla en la masa así que no he puesto vinagre.

Extiendes una masa de empanada o brisa, sigues las instrucciones y le pones la escalibada por encima, añades anchoas y aceitunas negras, horneas un ratito más y dejas enfriar.

Luego la metes en el frigo y te vale para dos o tres días, bueno, no, está tan absolutamente exquisita que no dura ni dos horas…