CAUSA LIMEÑA

Hace unos meses, cuando trabajaba en El Palé, probé la causa limeña que hacía el chef. Me quedé con muchas ganas de hacerla en casa. He probado con varias combinaciones, la he hecho varias veces y bueno, hoy como premio a la perseverancia en la cocina me ha salido ¡exquisita!

Necesitamos, para 4 causas: 2 ó 3 patatas medianas cocidas, 4 huevos cocidos, 2 tomates kumato rallados, 2 latas de atún al natural, 1 ó 2 aguacates maduros,cebolla morada picada, limón, sal, perejil, cilantro, estragón, pimienta recién molida, cominos,ajos, aceite de oliva virgen extra. Mayonesa y pepinillos para decorar.

Primero cocemos las patatas y los huevos. Mientras vamos haciendo un mojo verde porque verás, esto es una causa limeña por Canarias. Quizá sea una mezcla un tanto arriesgada pero merece la pena: Pon el mortero 1 ajo, perejil, cilantro, estragón, cominos, sal gorda. Machaca bien, agrega aceite de oliva y tienes tu mojo verde. Pela las patatas cocidas y mézclalas con cebolla morada, picada muy fina, limón, y mojo verde al gusto. Aplástalas con un tenedor hasta que todo esté bien mezclado.

Patata con cebolla morada Esta es nuestra base; cogemos un aro de emplatar y vamos montando capitas.

P1030431

Primero la patata, la aplastamos bien con una cucharita y seguimos.

P1030432

El huevo cocido partido en rodajas. Moja el cuchillo para que no se te deshaga el huevo. Y aún hay más:

P1030433

El aguacate en rodajas, trocitos, aplastado, como tú quieras… Pero ¡espera!

P1030434

He mezclado el atún, previamente escurrido, con el tomate kumato rallado y le he echado un poco de sazonador de ensalada. Ya acabamos…P1030435

La última capa es de nuestra papa con cebolla y mojo verde. Le ponemos mayonesa por encima y pepinillos, zanahoria rallada, alcaparras, aceitunas, lo que se te antoje y…

Causa limeña

Ha soltado juguito del tomate y del atún, estaba muy jugosa, llena de sabor, ligera, sorprendente, buenísima. Ya sabes que no hago nada como pone la receta pero, en internet hay recetas ortodoxas de causa limeña. Es un plato peruano, fácil, barato y con múltiples combinaciones.

Anuncios

MENÚ DE ENERO

Uf! Por los pelos pero, ¿es que no habéis comido suficiente en Navidad? Por eso me he dado dos semanas de desintoxicación alimentaria, etílica, mental… Pero vale, hay que comer todos los días así que… Aquí os dejo el MENÚ LO QUE QUEDA DE ENERO DE 2015

menúenero15

Ah! también he encontrado esta entrada de el comidista en la que propone recetas para recuperarnos de los pasotes de las fiestas. No sé vosotros pero yo estoy un poco arrepentida y ceno piña, lechuga, yogur de higos, infusiones, sopa comegrasa, caldo de verduras, etc…

No quiero ser aguafiestas pero… o empezamos ya la operación bikini o nos pasará lo de siempre… Además han publicado un estudio científico muy serio en el que se corrobora, de forma concluyente que, el deporte, sí amig@s, beneficia a la salud. Ya lo sabíamos claro pero, ¡échate a la calle y pasea feliz!

MENÚ SEPTIEMBRE 2014

No me atrevería a decir como dice mucha gente: “Vuelta a la rutina…”, porque no me gustan las rutinas de ningún tipo. Así que os dejo el MENÚ SEPTIEMBRE 2014 (Pdf para descargar.)  Nada rutinario y que se puede saltar a la torera cuando a una le parezca bien. Las cenas intentaremos que sean lo más ligeras posibles, sobre todo los que nos hemos pasado un poquito en verano: sopitas, cremas de verduras, ensaladas, yogures con fruta…

Menú septiembre 2014

Primero, segundo y ¡postre!

Ayer dije en mi casa no comíamos 1º, 2º y postre y, en fin, para que veas las vueltas que da la vida, ayer comimos ajoblanco, merluza en papillote y brocheta de melocotón y sandía. En el menú ponía bolitas de soja pero… al final fue pescado, del congelado, eso sí, tuve la precaución de descongelarlo en el frigo toda la noche.

Ajoblanco: 125 gr. de almendras crudas, un trozo de pan remojado en agua, 1 o 2 ajos, aceite, vinagre, sal, agua fría y hielo.

Ajoblanco

Primero pones un buen trozo de pan a remojar en  agua, déjalo en la nevera tapado; 1 o 2 horas.Trituramos las almendras con el mortero o con una picadora. Agregamos las almendras los ajos, el aceite, vinagre y sal, al pan remojado con agua fría. Batimos con la batidora y probamos de sabor y de textura. Lo mejor es que lo cueles con un chino y que te quede líquido y sabroso. Si no, es algo muy pesado.

Merluza en papillote: no tiene secretos y está buenísima y jugosa aunque sea congelada. Coges un papel de plata y le echas un poco de aceite de oliva y cebolla cortada muy fina, pones encima el filete de pescado y, encima un trocito de mantequilla, sal, eneldo, comino… Cierras el papel de plata conteniendo todo lo anterior y lo metes en el horno a 200º, 5 o 10 minutos, dependiendo del tamaño del filete y su grado de descongelación. Si te pasas de tiempo te queda muy seco. ¡Ah! le puse un poco de cus-cus con tomate natural rallado, aceite y sal.

Merluza

 

En realidad, lo mejor de todo fue el postre, lo hizo Sergio, mi hijo, a su bola, sin que nadie le dijera nada, lo inventó él mismo y, no es porque sea su madre pero… ¡que tiemble Adriá!

Brocheta de fruta

 

Huevo encerrado

Uf! qué difícil es hacer de Julie; sí, había dicho que iba a poner todos los días la receta del menú pero… El fin de semana ha sido muy divertido y ¿qué quieres que te diga? ¡No he cocinado!

Ayer lunes, aunque tocaba poner migas con huevo yo hice calabacín con bacon y huevo poché. Esta receta la vi en un blog, pondría el enlace pero todavía no lo he encontrado. Necesitamos 1 calabacín, 1 huevo, 2 tiras de bacon, aceite de oliva, sal.

Huevo encerrado

No sé cómo se llama, le llamaremos huevo encerrado. Quita la piel del calabacín, a poder ser con un pelador. Haz lonchas de calabacín con el cuchillo, lo más finas que puedas, 2mm o así. Pones una sartén o plancha, con un poquito de aceite a fuego fuerte y haces las lonchas de bacon y las de calabacín. En un cazo haces un huevo poché (pincha el enlace y te sale un chef enrollado explicándolo).

El montaje del huevo no es sencillo, tuve algunas dificultades para encerrarlo pero, al final las vencí. Pones las lonchas de  bacon formando una cruz y encima, las de calabacín formando otra cruz. Vamos, haces un asterisco de bacon y calabacín, en el centro pones el huevo poché, lo salas y vas cerrando con las lonchas hasta que te queda un nidito. Con ayuda de una espátula le das la vuelta y te queda como el de la foto.

Como ves, hice patatas fritas y ensalada de tomate con aceitunas negras. Así era un plato completo y único, no suelo poner primero, segundo y postre. La digestión es mucho menos pesada, sobre todo, si te has ocupado de masticar la comida y tomarte el tiempo de comerla con deleite, nunca con prisa. Si nos quedamos con hambre nos comemos una fruta o un flash de postre.

¡Albóndigas!

Vale, hoy tocaba, según mi propio menú, puding de pescado pero como ayer comimos la minipaella con calamares y gambas, mis hijos me han suplicado que hiciera albóndigas.

Albóndigas

Para 4 personas necesitamos: 400 grms. aprox de carne picada, la mía era de vacuno pero puedes poner la mitad de cerdo si quieres. Pan duro 4 rebanadas mojadas en leche, pan rallado, 2 huevos, 1 cebolla, kilo y medio de tomates rojos, albahaca fresca, vino blanco, ajos, especias: comino, pimienta, tomillo, orégano, perejil…

El proceso es laborioso pero merece la pena, al final, el resultado es alucinante, no puedes parar de comer albóndigas aunque estés con la operación bikini, bañador, ponerse a plan, etc. No amig@, cuando hagas estas albóndigas no podrás pensar en nada más, tal es su poder.

En fin, a lo que vamos: pones las rebanadas de pan duro con leche a remojo un rato hasta que estén blandas, si sobra leche la escurres. Mientras vamos haciendo el tomate: pones cebolla a pochar con un buen chorreón de aceite de oliva. Picas los tomates, los trituras, los pasa por el chino y lo añades a la cebolla cuando esté transparente, echas sal y si quieres azúcar, aunque la cebolla da dulzor. Picas albahaca fresca y la añades. Dejas que se vaya cocinando el tomate con el fuego medio. Hacemos un machacado en el mortero de 4 ajos, perejil, tomillo, pimienta, orégano, comino y sal. Cuando está todo triturado le echamos vino blanco y removemos. En un bol ponemos la carne, el pan mojado en leche, el machacado, dos huevos. Removemos todo hasta que los ingredientes estén repartidos. Vamos añadiendo pan rallado y removiendo hasta que se puedan formar las albóndigas, siempre con las manos mojadas, así evitamos que la carne se nos pegue. Cuidado al hacerlas, a veces salen ¡big balls! Pero tú mism@, si te molan grandes…

Ponemos una sartén con abundante aceite caliente para ir friendo las albóndigas. Yo las frío poco, se hacen por fuera pero por dentro están crudas, luego se hacen en el tomate. Con que se frían 2 minutos o así está, las escurres bien de aceite y las vas echando al tomate que tienes puesto al fuego. Dejas cocinar 1/2 hora o más, depende de lo hechas y gordas que hayas hecho las albóndigas. Mueve la olla para que no se peguen al fondo, en este proceso debes poner el fuego bajo. Ve probando de sabor el tomate, si está soso, si está muy ácido y rectifica. Cuando veas que el tomate sabe a tomate frito y que “eso” huele que alimenta, es que están.

Hice una ensalada de tomate y lechuga para acompañar, las albóndigas ya tienen la parte de proteínas y de glúcidos necesaria pero bueno, al final hubo que mojar más panaco en el tomate, ¡estaba buenísimo!

¡Ah! lo último ya: ¿has visto esta peli? Julie & Julia, bueno, ¡mola mucho! estoy haciendo lo que hace Julie con el libro de Julia pero, a mi maneeeraaaa.

Minipaella

Minipaella

Esta minipaella en realidad es el arroz con calamares y gambas que hace mi suegra. Para 4 personas necesitamos, 1/2 kg de calamares, igual de gambas, un puñadito de judías verdes, 4 ajos, 1 pimiento verde, 1 vaso y medio o 2 de arroz, azafrán, tomate triturado, sal, aceite de oliva virgen extra. Y a poder ser, caldo de pescado hecho por ti mism@.(Se hace con agua hirviendo, una cebolla en cuartos, una zanahoria, un manojo de perejil, una hoja de laurel, chorreón de aceite, sal, raspas de pescado o pescado, puedes echar un tomate, eneldo, un poco de vino fino… Que hierva 1/2 hora o así y ya tienes caldo. Se puede congelar después de colarlo.)

Ponemos una paellera o sartén grande con un buen chorreón de aceite de oliva, ponemos el fuego medio fuerte y echamos los ajos en láminas, el pimiento verde en tiras y salteamos hasta que se dore. Echamos unas cucharadas de tomate triturado y dejamos sofreír hasta que pierda agua. Echamos los calamares y salteamos unos 10 minutos, pinchándolos a ver si están blandos. Agregamos el azafrán en polvo (dos sobrecitos), y las judías verdes en trozos (previamente les habremos quitado las hebras laterales con un pelador, así quedan más finas). Rehogamos todo hasta que queda más o menos seco. Mientras tenemos el caldo de pescado en el fuego a punto de hervir, no hace falta que hierva pero sí que esté bien caliente.

Echamos el arroz a nuestro sofrito, rehogamos y empezamos a agregar caldo de pescado, lo iremos echando a medida que el arroz lo pida. Hay que ir probando de sal porque el arroz soso no mola. Este proceso de hacer el arroz depende de cómo te guste de durito o de pasado. Yo no lo suelo dejar jamás 20 minutos. Prefiero mil veces un arroz duro que un arroz pasado. Los últimos cinco minutos de cocción son para echar las gambas y dejar que se hagan, si son pequeñas se hacen enseguida, si son gambones échalos un poco antes. Mientras has partido pimiento morrón en tiras, lo pones encima del arroz, lo apagas, lo apartas del fuego, lo tapas con un trapo o un periódico. Dejas reposar 5 minutos y verás qué bueno.

Tanto las gambas como los calamares pueden ser perfectamente congelados, en vez de judías verdes puedes echar guisantes, zanahorias o lo que tengas, pollo, cerdo, champiñones… El arroz pega con casi todo. ¡Ah! el arroz no se remueve, sólo al principio, cuando lo eches; después lo que remueves es la sartén. Así se consigue el delicioso socarrat.

Bacalao dorado

Bacalao dorado 1

El bacalao dorado es un plato portugués. Está buenísimo y es muy fácil de hacer. A los niñ@s les encanta. Ingredientes para 4 personas: Unos 400 grs. de migas de bacalao desaladas, unos 400 grs. de patatas paja, 6 o 7 huevos, una cebolla, aceite de oliva virgen extra, sal si hace falta, aceitunas verdes o negras, perejil y cilantro picados.

Las patatas paja se pueden comprar ya hechas o las podemos hacer nosotros rallando las patatas y friéndolas en abundante aceite. También se puede hacer con patatas fritas normales. Las migas de bacalao las habremos puesto a remojar la noche anterior. Hay que cambiar el agua del remojo 10 o 12 veces, se prueba el bacalao y, es mejor que no tenga nada de sal. Si por lo que fuera, no haces bien el proceso de desalado, el bacalao no se podrá comer, estas avisad@…

En una sartén profunda ponemos un chorreón de aceite de oliva a calentar, troceamos la cebolla en cuadraditos y la ponemos a dorar. Cuando esté trasparente echaremos las migas de bacalao muy bien escurridas, removemos a fuego fuerte hasta que el bacalao pierda el agua. Entonces echamos las patatas paja y los huevos, directamente sobre el bacalao. Vamos removiendo integrando toda la mezcla hasta que los huevos estén medio cuajados. Si te gustan más cuajados, lo dejas un poco más. Prueba de sal y rectifica.

Mientras, hemos picado el perejil y el cilantro fresco para espolvorearlo por encima del bacalao. Se sirve recién hecho acompañado de aceitunas verdes o negras.

Lo mismo que el bacalao dorado, puedes hacer chistorra dorada, bacón dorado, salmón ahumado dorado (lo echas al final del todo y lo integras removiendo fuera del fuego), jamón serrano dorado…

Bacalao dorado 2

Te pongo estas dos fotos de mi propio bacalao para que veas que, ¡oh milagro! nunca me sale dos veces igual. A veces tengo unas cosas y, a veces, tengo otras. A veces lo hago así y, a veces, asá… Todo con tal de ¡no comer siempre lo mismo!

MENÚ JULIO 2014

MENUJULIO

 

Después de mucho tiempo sin poner un menú mensual, ahí va el de julio. Lo dejo también en pdf por si lo quieres descargar: MENÚ JULIO 2014

Hay más o menos de todo, gazpacho y cosas de verano. No pretendo seguirlo a rajatabla, es decir, que cuando me parezca bien o no tenga algo pienso saltármelo, si tengo muchas sobritas pues comemos sobritas…

Como verás es un menú equilibrado y sano, si quieres adelgazar no hay que hacer dietas absurdas, vale con comer un poco menos y más veces. Mi consejo es que desayunes bien: un bocata, fruta, cereales, lo que quieras. A la hora de comer con un plato equilibrado compuesto de proteínas, verduras y glúcidos (hidratos de carbono) está bien. Por la tarde toma zumo natural de lo que sea, fruta, un helado… Y ¡ay! amig@, es por la noche cuando conviene cortarse más; o sea, cena sandía, yogur, gazpacho sin pan, ensalada mixta, espárragos con vinagreta… Por la noche no mola hartarse, se duerme mejor. Y ¡ah! ¡haz deporte! lo que sea, vale hacer las camas, pasar la aspiradora pero mejor sería que salieras a pasear, montar en bici, patinar, nadar, jugar al voley, perseguir perros o lo que se te ocurra.

Voy a intentar ir poniendo todas las recetas que vaya haciendo a diario para que veáis, más o menos, cómo es la comida en una casa con 4 personas, dos adultos y dos niños. Tendemos un poco al vegetarianismo pero tenemos cuidado con que no nos falte el hierro.

Iremos con un día de retraso, es decir, mañana pongo la receta del bacalao, el miércoles no creo que ponga nada porque no cocinaré, voy al 101 cumpleaños de la abuela de mi marido. Y así, todos los días pondré la receta de lo que haga. Sigo así el consejo de mi amiga Celia que quiere saber hacer las cosas del menú. Cualquier duda o pregunta la podéis poner en los comentarios. ¡VIVA EL VERANO!

Verde que te quiero verde!

quinoa Hoy, la receta se la dedico a mis alumnos de cocina en los centros culturales de Barajas en Madrid. Es la típica receta improvisada en una mañana de mercadillo. Fácil, sana, barata, exquisita.

He ido al mercadillo de Fuencarral y me he hecho con un manojo verde reventón de espinacas super frescas a un euro.

Las he lavado muy bien y troceado, he puesto un culín de aceite en la sartén y he pochado un ajo bastante gordo. He añadido las espinacas, ras el hanout: la especia árabe de moda en mi cocina; y un poco de sal. Las he dejado unos 5 minutos, hasta que se han agachado y perdido agua.

Mientras estaba cociendo quinoa en agua con sal y un chorreón de aceite. Y mientras, ten en cuenta que soy multitarea, he hecho un pesto sin albahaca y sin queso. Los del Ahorra más de mi barrio me tienen desamparada, nunca les queda albahaca así que… No es un pesto normal porque lleva piñones, ajo, cilantro, perejil, cominos, sal, aceite y un chorreón de vinagre. Luego lo he triturado todo con la picadora.

He escurrido la quinoa y la he mezcaldo con el pesto raruno.  A palo seco no sabe a nada pero si le pones un pesto u otro tipo de aliño, o la guisas como las lentejas o cualquier legumbre, la cosa cambia mucho. La quinoa (pincha en la palabra y ves el artículo que venía el otro día en el periódico) es un superalimento.

El detalle del tomate con sal es necesario porque soy adicta al tomate, que es otro superalimento. La receta de hoy es absolutamente vegetariana y estaba muy buena. Podría haber añadido dátiles a las espinacas pero como no le gustan a mi Luci, pues…